Cada vez menos tiempo para los que quieran comprar su Windows 7 o Windows 8

Microsoft dejará de vender los Windows 7 y Windows 8 a finales de esta semana.


Las ediciones no-profesionales destinadas al consumidor final de los Windows 7 y Windows 8 dejarán de comercializarse el próximo 31 de octubre. Estas ediciones incluyen los Home Basic, Home Premium y Ultimate, y aunque obviamente se podrán seguir adquiriendo equipos nuevos con Windows 7 pre-cargados de fábrica, Microsoft no dará más licencias para equipos originales nuevos (OEM).

Aunque la versión de Windows 7 Professional Edition dejará de poder adquirirse también a partir del día 31 de octubre, Microsoft seguirá ofreciendo licencias para que los fabricantes puedan incorporarlo a los ordenadores nuevos hasta finales del próximo año, lo mismo que Windows 8, por lo menos. La razón es la necesidad de "acomodar el negocio", según Microsoft, sobre todo para aquellos usuarios profesionales. En octubre de 2015 debería ser el fin de estos sistemas operativos, al menos en su venta, para dar paso al nuevo Windows 10, ahora en fase de beta.



Actualmente la mayoría de equipos nuevos apuestan por Windows 7, de hecho es el sistema operativo más usado, con una cuota de mercado del 52,7% entre los sistemas operativos disponibles en la actualidad, mientras que Windows 8.1 solo ha conseguido un 6% de mercado. De hecho ocurre la circunstancia de que muchos usuarios piden la "desactualización" a Windows 7 desde Windows 8.1 (algo similar a como ocurriera con Windows Vista y Windows XP), práctica que en las licencias de ventas de Microsoft no está permitida en productos al por menor (sistemas operativos que se venden al usuario final en un disco o en una caja), aunque sí se permite a grandes clientes que compran licencias por volumen. Pero aún así solo se permite una desactualización dentro del mismo sistema operativo y de la misma familia de producto, en teoría, por tanto, Microsoft no permite pasar de Windows 8 a 7, o de Vista a XP, etc... salvo que, obviamente, lo haga uno mismo a espaldas de ellos. Como normalmente -sobra decirlo- se hace.

| Redacción: Revista Ordenadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario